Lisboa, una linda casa salpicada de azulejos y ventanas!


. Su orografia es irregular, subidas y bajadas están en esta peculiar ciudad. Ruas estrechas o becos, sus espaciosas plazas y ese río que le da una luz inigualable.


Pero si algo distingue su paisaje urbano, entre ruas, plazas, becos y demás..... Son sus maravillosos MIRADOUROS o MIRADORES, esas ventanas de lujo y esplendor que tiene esta magnífica ciudad y que nos delícia con sus espacios llenos de luz y generosos de belleza y riqueza ornamental.


Los hay en calidad y variedad, unos son tan altos, que casi tocan el cielo, otros más bajitos que casi beben agua de su río Tejo, unos tienen nombres de santos y santas, también otros consagrados a NossaSenhora VIRGEN MARIA, e incluso otros menos PÍOS dedicados a castillos y hasta uno de ellos dedicados a un país europeo.


Por eso Lisboa es como una gran casa que desde su fachada azulejeada se derrama través de sus incontables ventanas naturales, para mostrarnos que la ciudad no solo nos llena los sentidos con su arquitectura y monumentalidad, sino también con ese derroche de olores, brisas atlánticas, colores pasteles y esa vista a su mar interior que es el estuario del Tejo.


Descubre estos puntos claves de la ciudad y únete a esa visón placentera de la belleza en su máxima expresión: LISBOA

MIRADORA







19 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo