Portugal, sangre azul en sus venas

Desde 1143, a 1908, Portugal siempre tuvo la realeza en su território.


Quatro grandes casas reales vivieron durante siglos en este pequeño, pero singular, território Atlántico.


Quatro grandes casas reales impusieron su fuerza, su cultura y su forma de reinar, proteger y también de imponer su domínio a sus habitantes.


La casa real Alfonsina

Desde su inicio en 1143 con su primer rey, Dom Afonso Henriques, o también llamado el Conquistador, hasta 1357 que cierra esta etapa Alfonsina con el Rey Dom Pedro I, o también llamado el Justiciero. Sin olvidarnos también que entre estos dos estuvo el Rey Dom Dinis o también llamado el Lavrador.


Periodo intermédio o también llamado el Interregno

Periodo confuso dónde muere Fernando I de Portugal con su única descendiente Doña Beatriz y donde entran en escena personajes como el Rey de Castilla, Dom Juan, Doña Leonor Telles y el hijo bastardo de Pedro I: João I.


La casa de los Aviz

Iniciada com João I, o también llamado el de la Buena Memória en 1385 y además los conocidísimos y afamados Dom Manuel I, o también llamado el Venturoso y por supuesto Dom Sebastião I o el llamado el Rey Niño y cierra este período el Rey Dom António I, el Determinado.


La casa Filipina

Se inicia en 1580, hasta 1640, con Filipe II, Filipe III y Felipe IV, la dinastia Filipina.


La casa de los Bragança

Se inicia en 1640, con João IV, o también llamado el Restaurador, destacamos algunos de ellos:

1706 - João V, llamado el Magnánimo

1750 - João I, también llamado el Reformador

1826 - Pedro IV, o llamado el Rey Soldado


"Curiosidad"

Sólo dos mujeres ejercieron como Reinas en Portugal: Doña Maria I y Doña Maria II, todas las restantes fueron reinas consortes.









3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo